BlaDimiR

BlaDimiR: Validación de dispositivo electrónico para diagnóstico y predicción de respuesta a terapias en cáncer de vejiga.

¿En qué consiste vuestro proyecto?

BlaDimiR, de Bladder Diagnostic method based on microRNAs, es un sistema diagnóstico y de predicción de respuesta a terapia de cáncer de vejiga basado en la determinación de estos biomarcadores en muestras de orina. Consiste en una simple prueba de orina a partir de la que se puede decir si un paciente tiene un tumor y si, por las características del mismo, puede curarse con un tratamiento de instilaciones intravesicales con BCG. En estos momentos nuestro sistema se basa en la determinación de estas moléculas a partir de muestras de orina empleando una técnica conocida como PCR cuantitativa (como la empleada para los diagnósticos de COVID-19). Sin embargo, mediante la colaboración con dos empresas especialistas en dispositivos médicos, estamos desarrollando un dispositivo electrónico que, sin necesidad de llevar la muestra a un laboratorio de patología molecular, de manera automática podrá dar un resultado positivo/negativo tanto del diagnóstico como de la posibilidad real de un beneficio terapéutico con inmunoterapia basada en BCG para estos pacientes.

¿Qué valor añadido tiene?

El diagnóstico y el tratamiento del cáncer de vejiga tiene dos problemas principales:

1)         El primero es que el 70% de los pacientes vuelven a sufrir la enfermedad en un periodo de 1 a 5 años después de la cirugía y los tratamientos habituales. Por esta razón, deben acudir a la consulta de 2 a 4 veces al año para ver si el cáncer ha vuelto. El método más utilizado por los médicos para llevar a cabo este seguimiento de los pacientes consiste en visualizar el interior de la vejiga con una cámara (cistoscopia). Aunque este método es bastante preciso, para el paciente supone someterse de forma periódica a pruebas muy dolorosas que pueden producir infecciones de orina y suelen generar un sentimiento de frustración, humillación e impotencia, influyendo negativamente en su estado de salud.

2)         El segundo problema es que, después de la cirugía, el tratamiento más habitual y efectivo es una vacuna administrada dentro de la vejiga que produce una infección dolorosa durante varias semanas. Además, este tratamiento debe darse a los pacientes durante muchos meses, pudiendo durar incluso años. Este tratamiento sólo es efectivo en aproximadamente la mitad de los pacientes, evitando que el tumor vuelva a aparecer. Sin embargo, la otra mitad de los pacientes sufre innecesariamente este tratamiento tan agresivo sin obtener ninguna mejora a cambio. Actualmente no existe ningún sistema que permita predecir en qué pacientes va a funcionar el tratamiento.

Con el objetivo de solucionar estos dos problemas, hemos desarrollado:

1)         Un análisis de orina que permite diagnosticar y hacer el seguimiento de los pacientes con una precisión superior al uso de la cámara.

2)         Un análisis de orina que permite saber si los pacientes van a beneficiarse o no del tratamiento antes de empezarlo.

El uso habitual de estos análisis de orina en los hospitales permitiría disminuir el número de pruebas dolorosas a las que son sometidas los pacientes para su diagnóstico y seguimiento (habitualmente entre 10 y 30 en un periodo de 5 años) mejorando así tanto su calidad de vida física como psicológica. Además, permitiría saber qué pacientes no se van a beneficiar de la terapia más habitual, lo que se podría evitar sus efectos negativos, permitiendo a los médicos empezar con otro tipo de terapias lo antes posible.

¿Qué representa para vosotros entrar a formar parte del Programa de Apoyo a la Innovación de ITEMAS?

Siendo ambos creadores de BlaDimiR de formación investigadora, el programa ITEMAS nos ofrece una plataforma de formación en innovación y emprendimiento que nos permite transitar por este camino desconocido de formación empresarial para poder llevar los resultados de nuestra investigación a la creación de un producto que llegue de manera práctica y eficiente a los médicos y pacientes. Creemos que, aunque esto implica un reto enorme para nosotros, es la única manera de que nuestra investigación desemboque en una aplicación real que mejore tanto la calidad de vida de los pacientes como que refleje en el sistema de salud las mejoras derivadas de la inversión social en investigación biomédica.

Contacto

  • Joaquín Arenas – innovacion.imas12@h12o.es (Representante Unidad Apoyo a la Innovación (UAI)
  • Marta Dueñas – marta.duenas@ciemat.es (Investigador Principal del Proyecto)

Deja una respuesta